Desafíos de la RSE en la Argentina

A partir de la invitación del diario argentino El Cronista, nuestro Coordinador, Fernando Legrand, reflexionó sobre cuál considera el principal hito de estos años en el desarrollo de la RSE en la Argentina, y cuáles son los desafíos aún pendientes.

El Hito

La profesionalización de quienes gestionan la Responsabilidad Social: Argentina fue en su momento, uno de los países de avanzada en la Logros y retosadopción de prácticas responsables. La crisis de 2001/2002 movilizó a muchos empresarios a salir de su zona de confort y comenzar a poner la mirada en la Comunidad, en sus colaboradores más cercanos y en sus familias. Luego vino el tiempo de adaptar los procesos, para que sean más amigables con el ambiente o bien para establecer un punto de diferenciación en un mercado cada vez más competitivo.

Estos contextos llevaron al management a apostar por programas de capacitación que fueran mucho más allá de la mera asistencia a talleres y jornadas realizadas de forma esporádica. Ya en 2003, el país contaba con el 1º Curso de Posgrado en RSE, impulsado desde el centro ProÉtica de la Universidad Católica de Córdoba (UCC), el cual hoy continúa ofreciéndose en su versión online junto al centro especializado CapacitaRSE, para toda América Latina.

Gracias a iniciativas como la Red UniRSE o redes académicas como SIRSO, las Universidades han incorporado el tema en su agenda en los últimos 8 años, encontrándonos hoy con una oferta de estudios de posgrado en esta disciplina que contabiliza casi una decena de opciones (principalmente concentrada en Buenos Aires), y lo que es aún más importante: generación de investigación académica para recuperar la relación Empresa-Universidad.

Si bien hoy quedan algunas gerencias de RSE cuyos máximos responsables no cuentan con formación académica específica, la tendencia de los últimos años ha vuelto un imperativo que para tener posibilidades en esta área, hay que adquirir habilidades a través del aprendizaje.

8 desafíos pendientes

  1. RSE y futuroRSE Regional. Salvo zonas muy puntuales del país como las ciudades de Córdoba o Rosario, y en alguna medida Mendoza, todo lo que pasa en el ámbito de la Responsabilidad Social, pasa en Buenos Aires. Han habido esfuerzos en otras ciudades como Salta o Neuquén, pero un gran desafío es el de poder brindar las mismas oportunidades a las empresas del interior en cuanto a capacitación, eventos, desarrollo e incentivos.
  2. Un frente común. El movimiento de la RSE nació disperso y si bien existen actualmente acercamientos y trabajos en red, las bases que sustentan este trabajo aún no son lo suficientemente sólidas.
  3. Encontrar un modo de encauzar a la PyME en la senda de la RSE. Tras una década de actividad contínua, sigue siendo uno de los principales desafíos.
  4. Retomar el Liderazgo. Argentina se supo ubicar entre los países pioneros en impulsar estas prácticas pero hubo un momento en que cayó en una zona de estancamiento y perdió terreno frente a países como Chile o Colombia.
  5. La lucha contra la Corrupción. En los últimos años diversos escándalos han sacudido el ámbito corporativo y a pesar de ser uno de los 10 Principios del Pacto Global de Naciones Unidas, a los que adhieren más de 500 empresas en el país, los esfuerzos pueden ser aún mayores.
  6. Más Reportabilidad. Según GRI, en 2013 sólo se registraron 68 Informes de RSE bajo esta metodología. La cifra puede aumentar hasta un 20% si se suman los Reportes generados bajo otras directrices o estándares, pero aún así, el nivel sigue siendo bajo.
  7. Equilibrio de Género y Conciliación. La realidad dice que las mujeres son quienes manejan la RSE en la Argentina, pero en la gran mayoría de los casos reportan a un Gerente que es hombre. Esto en CapacitaRSE lo hemos observado desde nuestros inicios en 2006, y por eso impulsamos los Foros Mujer y RSE. La Conciliación Vida Laboral y Familiar, si bien ha avanzado mucho, tiene aún muchos márgenes para seguir avanzando en una mejor implementación, contribuyendo al encuentro generacional en las organizaciones.
  8. Una mejor Comunicación. La RSE tiene una deuda pendiente con la forma de comunicar sus prácticas y avances. Para que esto ocurra, debería producirse un giro y dotar mejor a los equipos de RSE con una comunicación casi independiente. Si bien muchas veces el Responsable de gestionar la RSE viene del ámbito (o gestiona el área) de la comunicación, la realidad es que o se concentra en una tarea, o en otra.

Comments

comments

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *