¿Cómo incorporar una estrategia de Responsabilidad Social en las empresas?

  1. Diálogo 2.0 para mejorar la Estrategia de Sostenibilidad

Un tema siempre presente en cada charla, curso y asesoría que brindamos desde CapacitaRSE: ¿cuál es la mejor manera de integrar la RSE en la estrategia global de la organización?. En este post, nuestro jefe de Consultoría, docente y experto en el tema, Alberto Guajardo, aporta luz sobre la cuestión, cuya vigencia llevó a CapacitaRSE a crear el nuevo Curso online 7 estrategias para insertar la RSE en la empresa.

La estrategia de RSE y Sostenibilidad

Estrategia de RSEPara la competitividad de las empresas es cada vez más importante un enfoque estratégico sobre RSE. Este puede reportar beneficios en cuanto a la gestión de riesgos, el ahorro de costes, el acceso al capital, las relaciones con los clientes, la gestión de los recursos humanos y la capacidad de innovación.

La gestión responsable y sostenible es una apuesta por la excelencia que redunda en la mejora del posicionamiento de la organización en el mercado, en su productividad y su rentabilidad.

Es importante para una organización tomar conciencia de las actitudes actuales, el nivel de compromiso y el compromiso en la gestión responsable por parte de sus líderes. Una comprensión a fondo de los principios, las materias fundamentales y los beneficios de la responsabilidad social ayudarán mucho a su integración en toda la organización y su esfera de influencia.

Puntos a considerar

Para incorporar la RSE en la práctica empresarial, es importante situarnos en el contexto, establecer una debida diligencia, en el marco de un proceso exhaustivo y proactivo llevado a cabo para identificar los impactos negativos sociales, ambientales y económicos (reales y potenciales) de las decisiones y las actividades de una empresa, con el propósito de evitar y/o mitigar dichos impactos.

Diagnóstico integral

Es muy relevante delinear una línea base de gestión responsable para establecer el punto de partida y determinar la situación actual; asi como identificar y levantar las expectativas de los grupos de interés significativos internos y externos de la compañía (prioritarios). Además de realizar un autodiagnóstico de gestión actual, basada en las buenas prácticas.

Estrategia de RSE y sostenibilidad

Luego del Diagnóstico, con toda la información recopilada y analizada puede definirse una estrategia de sostenibilidad a partir de los impactos negativos en su cadena de valor extendida, de sus drivers internos, sus riesgos y oportunidades, su modelo de negocio y asuntos relevantes.

Es recomendable para ello: analizar y adaptar el modelo de negocio, definir recursos y capacidades clave, identificar riesgos y oportunidades, mecanismos de mitigación, establecer la materialidad y asuntos relevantes de la compañía y su propia industria, priorización de asuntos relevantes de sostenibilidad  y validación por parte de los lideres de la organización.

Pilares de RSE y sostenibilidad

Junto a la estrategia de RSE y sostenibilidad, en función a los asuntos relevantes establecidos en su proceso de materialidad se determinan los Pilares de Sostenibilidad de acuerdo a la estrategia integral definida, y estableciendo y priorizando a los impulsores de su gestión, así como la generación de indicadores clave.

Planes de acción de RSE y Sostenibilidad

Una vez definida la Estrategia y los Pilares de RSE y Sostenibilidad, se define la estructura y el alcance de planes de acción correspondientes, que deben incluir la definición del compromiso y las metas relacionadas con dicha estrategia, el establecimiento de indicadores relacionados con la gestión ESG (ambiente, social y de governanza), el levantamiento de actividades significativas para cada plan de acción, el establecimiento de responsables y recursos, y de un plan de comunicación interno y externo con su respectivo programa de implementación.

Orientación para los planes de acción
  • La gobernanza empresarial constituye un elemento fundamental de la responsabilidad social de las empresas, junto con un comportamiento ético y transparente.
  • Las organizaciones socialmente responsables deben prestar especial atención a la creación de empleo de mayor calidad para contribuir a un desarrollo sostenible de la sociedad. De igual forma, deben generar iniciativas que retengan talentos y que permitan el desarrollo de las personas y su empleabilidad.
  • La generación de sistemas de relación socialmente responsables por parte de las organizaciones con cada uno de los componentes de su cadena de suministro, y la puesta en marcha de actuaciones que contribuyan a extender las buenas prácticas que éstas se llevan a cabo en materia de responsabilidad social entre sus distintos proveedores, deben ocupar un lugar prioritario en los planes estratégicos de las empresas.
  • En esta línea de actuación deben introducirse medidas para sensibilizar, concienciar y hacer partícipe al consumidor en su toma de decisiones, lo que contribuirá, por un lado, a extender las prácticas de responsabilidad empresarial como requisitos de negocio; y, por otro, a la promoción de una sociedad más sostenible, ecológica y solidaria. Además, la organización debe hacerse responsable de sus productos y servicios en términos de calidad y seguridad para sus usuarios, buscando lograr la mayor satisfacción en sus clientes y público en general.
  • El respeto al medio ambiente es un requisito indispensable de toda organización con vocación sostenible, ya que tiene que conciliar el cuidado del entorno con el desarrollo económico y de las personas. Es importante delinear acciones sobre cambio climático, eficiencia energética y de agua, gestión integral de residuos y acciones a favor de la biodiversidad.

Aspiramos a que las empresas puedan plasmar un plan estratégico, con sus respectivos planes de acciones que se orienten cada vez más a una gestión responsable y sostenible. Eso impulsamos y para ello trabajamos.

Comments

comments

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *