La diversidad sexual en la empresa no es una etiqueta

“Soy gay y estoy orgulloso de serlo”, dijo el CEO de Apple, Tim Cook, en un editorial de la revista Bloomberg de octubre de 2014. La declaración del máximo representante de la multinacional Apple se convirtió en la primera vez que un CEO de las 500 empresas más importantes del planeta según la Revista Fortune declarara su homosexualidad públicamente.

A la par del género, la discapacidad y demás indicadores, la diversidad sexual se entiende hoy como materia de derechos humanos y gestión del mejor activo de cualquier compañía: sus personas.

La diversidad sexual implica el reconocimiento de la orientación sexual -homosexual, heterosexual, bisexual- es inseparable al ser humano y está presente en las actividades laborales que realiza, como asegura la organización no gubernamental venezolana Fundación Reflejos de Venezuela en su Manual de Educación para la Diversidad. Es materia individual que se vuelve tema empresarial cuando existen situaciones laborales que impliquen su condena o proscripción, indica a su vez la directora de la licenciatura de Psicología Organizacional del Instituto Tecnológico de Monterrey (campus Santa Fe), Katia Villafuerte.

La diversidad sexual incluye todas las orientaciones

“Un trabajador/a que pertenezca a la comunidad LGBTI -lesbianas, gays, bisexuales, personas trans, personas inter- puede vivir tensiones adicionales que inciden directamente en su desempeño, como en crear historias para convivir con posibles ambientes intolerantes (…) Es decisión personalísima de cualquier persona hablar (o no hacerlo) sobre su orientación sexual. Pero el reconocimiento a la misma -cualquiera sea- y de sus capacidades profesionales es lo que hace mejores empresas”, en palabras de Elena Hernáiz, presidenta de la Fundación Reflejos de Venezuela.

El reconocimiento a la diversidad sexual se expresa en políticas transversales sobre el talento humano (ej. posibilidad de incorporación al seguro médico corporativopara las parejas del mismo sexo), las comunicaciones corporativas, el intercambio entre gerentes y colaboradores es creciente, visto en cifras como el alza de hasta el 30% de la productividad de equipos de trabajo en empresas consideradas como inclusivas y un mercado potencial de US$ 750 billones, según el Pacto Global de la Organización de las Naciones Unidas. Adicionalmente, existen listas anuales de las organizaciones más amigables con los colaboradores LGBTI, como el Global Benchmark producido por la ONG holandesa Workplace Pride.

Diversidad sexual: en el Pacto Global y el GRI

La diversidad sexual está presente como referente en instrumentos de gestión de la RSE como el Pacto Global de las Naciones Unidas y el GRI (versión G4).

  • Pacto Global: principios 1 y 2 sobre derechos humanos
  • Global Reporting International: indicador G4-LA12 (aspecto: diversidad y equidad de oportunidades) e indicador G4-LA3 (aspecto: no discriminación)

 ¿Cómo comenzar abordar la diversidad en la empresa?

Las siguientes preguntas son útiles para abordar el tema de la diversidad sexual en la empresa, si no lo ha hecho antes:

– ¿Cómo puedo promover un ambiente más inclusivo en el trabajo?

– ¿Cuáles son las ventajas de un lugar de trabajo más incluyente, libre de homofobia y otro tipo de prejuicios?

– ¿Trata la compañía a sus trabajadores con equidad con respecto a los beneficios laborales?

– ¿Conoce y obedece la compañía las leyes de su país sobre la comunidad sobre asuntos LGBTI?

– ¿Su Código de Ética Corporativo es revisado y actualizado periódicamente?

 

Fuente: Txai Consultancy – Business and LGBT Rights Webinar, United Nations Global Compact, 10 de febrero de 2015

 

 

 

Comments

comments

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *