WhatsApp +1904748-9977 capacitarse@cursosderse.com

La oportunidad de la Economía Circular ha llegado de modo definitivo. Casi al mismo tiempo que la pandemia del COVID-19 se empezaba a disparar por Europa, la Comunidad Europea lanzaba la revisión de su Estrategia Europea de Economía Circular, con los ajustes necesarios para implementar de manera acelerada esta opción como parte de un nuevo impulso económico sostenible.

La Economía Circular se convierte así en una piedra angular de un nuevo Acuerde Verde (o Green New Deal) que no sólo se discute en el viejo continente, sino que también tiene sus expresiones en los Estados Unidos y en países de nuestra región que buscan acelerar sus planes nacionales como Chile, Colombia, Ecuador o Perú.

Desde CapacitaRSE venimos señalando en los últimos meses, que esta disciplina se está convirtiendo en una Megatendencia emergente, y ahora vemos que definitivamente será una de las respuestas más contundentes que tendrán gobiernos y empresas para salir adelante de esta crisis socio-económica-sanitaria global.

Hace un par de años, la agencia holandesa Metabolic había establecido este gráfico sobre los 7 Pilares de la Economía Circular que son parte del material educativo de nuestro Diplomado Online, y que contienen diversos elementos que nos ayudarán a pensar en una Estrategia global y orientada a resultados concretos.

  1. Los materiales se reciclan a un alto valor continuo. La complejidad del material se conserva en cascada en su forma más compleja durante el mayor tiempo posible. Los ciclos de materiales están diseñados para tener longitudes apropiadas para las escalas de tiempo humano y los ciclos naturales a los que están conectados. Los materiales escasos se reciclan preferentemente a intervalos más cortos para que puedan recuperarse antes para su reutilización. Los materiales se transportan dentro de un rango geográfico lo más pequeño posible. Los materiales no se mezclan de manera que impidan la separación y la recuperación, a menos que puedan continuar su ciclo infinito a un alto valor en su forma mixta (aunque esto aún no es ideal porque limita la elección). Los materiales se usan solo cuando es necesario: existe una preferencia inherente a la desmaterialización de productos y servicios.

  2. Toda la energía se basa en fuentes renovables. Los materiales necesarios para las tecnologías de generación y almacenamiento de energía están diseñados para la recuperación en el sistema. La energía se conserva de forma inteligente y se conecta en cascada cuando hay valores más bajos de energía disponibles para su uso, como la cascada de calor.

  3. La biodiversidad se apoya y mejora a través de la actividad humana. Como uno de los principios centrales de actuar dentro de una economía circular es preservar la complejidad, preservar la biodiversidad es una prioridad principal. Los hábitats, especialmente los hábitats raros, no son invadidos ni dañados estructuralmente a través de las actividades humanas.

  4. La sociedad y la cultura humana se preservan. Como otra forma de complejidad y diversidad (y, por lo tanto, resiliencia), las culturas humanas y la cohesión social son extremadamente importantes para mantener. En una economía circular, los procesos y las organizaciones hacen uso de modelos apropiados de gobernanza y gestión, y se aseguran de que reflejen las necesidades de las partes interesadas afectadas.

  5. La salud y el bienestar de los humanos y otras especies tienen un soporte estructural. Las sustancias tóxicas y peligrosas se minimizan y se mantienen en ciclos altamente controlados, y finalmente deben eliminarse por completo. Las actividades económicas nunca amenazan la salud humana o el bienestar en una economía circular.

  6. Las actividades humanas maximizan la generación de valor social. Los materiales y la energía no están disponibles actualmente en una medida infinita, por lo que su uso debe contribuir significativamente a la creación de valor social. Las formas de valor más allá de las financieras incluyen: estéticas, emocionales, ecológicas, etc.

  7. Los recursos hídricos se extraen y reciclan de manera sostenible. El agua es uno de nuestros recursos compartidos más importantes: suficiente cantidad y calidad de agua es esencial para nuestra economía y nuestra supervivencia. En una economía circular, se mantiene el valor del agua, reciclándola para su reutilización indefinida y, al mismo tiempo, recuperando recursos valiosos siempre que sea posible.

Si te resultó de interés este tema, te invitamos a inscribirte en nuestra próxima edición del Diplomado Online de Economía Circular, que se dicta en CapacitaRSE desde 2018 y te brinda un enfoque 100% orientado a la realidad de nuestra región.

Comments

comments

Bienvenidos a CapacitaRSE, 10 años formando líderazgos responsables!

Suscríbete a nuestro Newsletter

Recibirás 1 e-mail cada 15 días con nuestras novedades educativas en Sostenibilidad

Muchas gracias por suscribirte! No olvides revisar Spam, y en Gmail, Promociones o Notificaciones

Pin It on Pinterest

Share This