10 consideraciones sobre el Hacer y Parecer de la RSE

Siempre ha existido la tensión entre el Hacer y el Parecer, en todos los ámbitos. Y la empresa, claramente, no ha estado exenta de estas tensiones.
Establecer un marco de Coherencia no siempre resulta tan sencillo, pero desde el ámbito de gestión debemos concentrar todos los esfuerzos en intentar lograrlo, ya que no sólo constituye una exigencia de nuestros públicos de interés, sino que impacta positivamente sobre la Armonía que debe imperar en la organización.
Esta cuestión del Hacer y el Parecer, viene a colación de este interesante post sobre “El Ser, Parecer y Deber de la empresa” desde una mirada comunicativa.
Y raíz de esto es que recordé estas 10 consideraciones del profesor Alvaro Pezoa Bissières, de la Escuela de Negocios de la Universidad de los Andes (Chile) que me parecieron importantes para rescatar:

1. La Responsabilidad en la Sociedad es parte inherente de la actividad empresarial

2. El conocimiento en el interior de la empresa de lo que ella realiza en esta materia, fortalece la valoración de la organización y el sentido de pertenencia por parte de sus miembros.

3. La comunicación hacia el exterior de tales acciones facilitan la captación de personas talentosas para ser incorporadas a la empresa.

4. La difusión de lo hecho en responsabilidad de la empresa en la sociedad sirve de ejemplo y motivación para que otras instituciones se sumen a esta visión y tareas.

5. La sociedad como un todo se “enriquece” con las acciones empresariales responsables para con la sociedad.

6. Los accionistas -especialmente en el caso de una sociedad anónima abierta- necesitan y tienen derecho a saber qué es lo que hace la empresa y en qué y cómo se invierte el capital y las utilidades.

7. La sobreexposición comunicativa en esta área puede afectar la credibilidad y dañar la imagen de la empresa.

8. La subexposición comunicativa también puede menguar la imagen corporativa e implicar perder una oportunidad positiva para el bien de la compañía y de la sociedad.

9. Las personas, en general, aprecian la coherencia -proximidad- entre lo que se hace y lo que se dice que se hace (integridad). Esto es particularmente relevante cuando se piensa en los stakeholders de la empresa.

10. En principio, tiene sentido informar las actividades principales, pero no todas y en detalle. Particularmente aquellas que pudieran atentar contra la intimidad de alguien.

En CapacitaRSE explicamos este tema de la Coherencia a través de lo que llamamos el Triángulo de la Sustentabilidad, en el que una empresa que Piensa, Dice y Ejecuta (lo que ha pensado y dicho) es una Empresa Coherente. A partir de allí, de este supuesto mínimo, es que debe involucrarse con sus Accionistas, Proveedores, Clientes y con la Comunidad, para actuar como un Todo.

Comments

comments

Posted in:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *