WhatsApp +1904748-9977 capacitarse@cursosderse.com

¿Cuál es el valor diferencial de quien lidera las transformaciones verdaderamente innovadoras?

¿Cuáles son los dos activos intangibles que pondrán a tus acciones estratégicas a la vanguardia de cualquier organización?

 

En un mundo de rapidez y datos, es bueno recordar que estamos hechos de pausa y reflexión. No me malinterpretes, algunos datos son relevantes y la rapidez a veces es necesaria, pero creernos el cuento que solo si somos rápidos y tenemos toneladas de información nos tendrán en cuenta, es volvernos cada día un poco menos humanos.

Es que si rascas un poco verás que los datos solo generan acciones cuando se ponen en contexto y cuentan una historia, verás que la rapidez es más efectiva cuando existe una pausa. Y es que cuando no nos permitimos esa pausa, algo externo nos las impone.

Somos seres de contrastes. Es así como entendemos la vida y como accionamos en ella.

Lo que nos arrebatan la rapidez y el dato sin contexto, es la posibilidad de la verdadera innovación.

Lo vemos a diario en el mundo laboral: una grieta entre las bonitas teorías de moda que la rapidez nos impone como urgencia/cambio… y lo que en verdad es importante dentro de la cultura organizacional, de un liderazgo saludable y de equipos que, sin perder su eficacia, interaccionen de manera amable y sostenible.

En medio de esta reflexión surge la necesidad de observar: observar nuestro entorno y hacerlo de manera empírica… porque aquí podremos darnos cuenta que una cosa es lo que sucede y otra lo que podemos hacer para que suceda.

 

 

La mala innovación

Te traigo un ejemplo, el origen de esta pequeña reflexión: buscando la innovación para mejorar el clima laboral de una empresa del sector financiero se propone modificar el espacio y crear áreas abiertas y compartidas para el trabajo diario.

Si nos dejamos conquistar por el dato y la velocidad pronto aceptaremos que es una magnífica idea: imaginamos personas sonrientes y creativas, y creemos que, además, este cambio en el espacio alinearía nuestra compañía con las nuevas tendencias de colores estridentes, ausencia de muros y escritorios para estar de pie.

Pero… (Antes de que la novedad nos apague la reflexión, te propongo un pequeño ejercicio de observación:)

  • ¿Cuáles son las tareas recurrentes en esta área?
  • ¿Cuáles son las necesidades de quienes ejecutan esas tareas?
  • ¿Qué es lo que en realidad están requiriendo quienes trabajan allí?

Estas preguntas serán el puntapie inicial para una innovación basada en personas y no en tendencias. Una innovación que quizás sea menos espectacular en las fotografías, pero que sin duda generará un impacto magnífico en el rendimiento y el Coeficiente de Felicidad de nuestros colaboradores. Una innovación de long term.

Siguiendo con el ejemplo: un espacio abierto compartiendo tareas contrarias (llamadas telefónicas y planificación financiera, por ejemplo) puede ser contraproducente; un escritorio sin silla y largas jornadas frente a la computadora ¿cómo lo ves? No es la idea en sí, sino el contexto y el ecosistema donde se quiere aplicarse.

Aquí las preguntas serían:
¿Qué es lo que queremos fomentar con este cambio?
¿Para qué? ¿Cómo podemos hacer para que suceda?

La observación, seguida de una reflexión trae como consecuencia la innovación y la debida creatividad para realizar los cambios necesarios con los recursos existentes o propuestos.

Hay métodos para ello, claro, hay procesos, herramientas, sistemas. Pero todo comienza con una observación (que incluye los 5 sentidos) y una reflexión.

Los cambios monumentales, asustan y generan resistencia. Son los pequeños y efectivos los que van produciendo la verdadera transformación de la organización.

 

Te acompañamos desde el ¿Para qué?

Un poco de esto va nuestro Master Executive en Transformación Sostenible, un espacio donde aprender a observar y generar reflexiones profundas que te ayuden a liderar los procesos de cambio.

Observación, reflexión, visión y acción, sobre todo acción coordinada desde la estrategia. Una estrategia basada en las personas que van a acompañarte en esa transformación, porque -sin importar el cargo- es la humanidad del otro la que logra el éxito o el fracaso en el crecimiento sostenible de cualquier organización.

Te acompañamos paso a paso, te ayudamos para que saques a relucir ese líder transformacional que eres.

 

¡Desafíate!

Si llegaste hasta aquí es porque eres o tienes pasta de líder,  pero… ¿Estás a tono con lo que requiere este modelo post-pandemia?

Desafíate respondiendo esta trivia con 5 situaciones comunes que debes/deberás enfrentar dentro de un liderazgo y luego, si te apetece, cuéntanos cómo te ha ido.

 

 

 

 

 

Comments

comments

Pin It on Pinterest

Share This
× ¿Cómo podemos ayudarte?