WhatsApp +1904748-9977 capacitarse@cursosderse.com

El primer podcast de 2021 de Experiencias CapacitaRSE nos trae una invitada muy especial: Cintia Vanesa Días, quien en 2006 unió su formación (es Licenciada en Ciencias de la Educación) y el gusto por el emprendimiento en la creación conjunta que es CapacitaRSE: el primer centro de educación virtual ejecutiva en Responsabilidad Social y Sostenibilidad del mundo hispanohablante.

En 2021, Cintia es Directora Ejecutiva de CapacitaRSE y la voz rectora en el diseño de las políticas pedagógicas que sustentan la oferta educativa de nuestro Centro Educativo.

Para ella, no hay desarrollo sostenible sin el desarrollo de la persona, sea en el ámbito personal – convicción ominpresente en en el lema #EstudiocomoQuiero de CapacitaRSE- y en programas actuales como el GlanceMasters en Habilidades para la Sostenibilidad Humana.

¿Qué es #EstudioComoQuiero? ¿Por qué el desarrollo de la inteligencia emocional es indispensable en la formación de los profesionales de la Sostenibilidad? ¿Cómo la oferta educativa de CapacitaRSE es una respuesta clave ante ambiente tan retante de 2021?

Escuchemos a Cintia Vanesa Días en el primer diálogo de la segunda temporada de #ExperienciasCapacitaRSE:

Escucha este nuevo Episodio

 Cómo Organizar Tu Flujo De Trabajo

La clave es organizar un proceso productivo que te ayude a no estar pensando en lo que tienes que hacer sino directamente en el cómo.

LOS PEQUEÑOS DETALLES QUE HACEN LA DIFERENCIA

Quizás te cueste aceptarlo, pero el desorden es una de las piedras en la rueda de tu productividad.
Las personas pueden pasarse gran parte de la hora que le lleva concluir una tarea, simplemente “buscando cosas”: ese recibo, una lapicera que funcione, el archivo que hay que revisar…. ufff la lista puede ser tan extensa como las tareas que tienes pendientes.
¿Te parece exagerado?

CRONOMETRANDO EL CAOS

Te reto a que cronometres y registres un día típico en tu vida:
1. pon en marcha el cronómetro en cuanto comienzas a buscar algo que necesitas  y apágalo en cuanto lo encuentres.
2. Lleva el registro del tiempo en un diario.
3. Al finalizar el día suma los minutos.
4. Repite este ejercicio los próximos 3 días…
5. Haz un promedio y con eso trazá una proyección y voilá! allí están muchas de las horas improductivas de tu vida.
Nos encantaría que compartas tus descubrimientos aquí, en los comentarios.

Ahora…  ¿Qué te parece poner orden, ritmo y fluidez a tu flujo de trabajo?

3 ACCIONES QUE TE MANTENDRÁN MÁS PRODUCTIVO

¿Por qué es importante tener claridad en?  Porque si no trabajas productivamente comienzas a robar tiempo de tus horas de ocio, de diversión, de descanso, de familia…

  • Prioriza tareas para cada día.

No se puede hacer todo, todo los días. Hay que elegir una serie de tareas, las que sean más relevantes para cada día, en esta elección tendremos en cuenta no solo la relevancia de las tareas sino también nuestros estados anímicos recurrentes.
No deberían ser más de 3 tareas estratégicas y hasta 5 generales. Recuerda que luego tendrás otras tareas “inesperadas” que resolver. Lo ideal es que puedas cumplir primero tus 3 tareas estratégicas del día. Tener claridad sobre este punto es realmente la diferencia entre avanzar en los proyectos o quedarse dando vueltas en una rueda de hámster.

  • Establece rutinas y agéndalas

A veces nos parece que no hicimos nada durante el día simplemente porque sólo aparecen en la agenda las reuniones o algunos asuntos «importantes». Sin embargo es muy probable que tengas muchas tareas (laborares o personales) menos grandilocuentes pero iguales de importantes: responder los mails, cocinar,   armar presupuestos, acompañar a nuestros hijos en sus aprendizajes… lo hacemos, claro, pero como son “tareas de todos los días” no les damos un valor en el total de acciones y es ahí cuando nos desalentamos sobre nuestra productividad.
No soy para nada partidaria de los “To do list”, pero sí de las “done list” es decir del registro de acciones que nos ayuda a entender en qué invertimos nuestro tiempo. ¿Por qué? porque creo que solo visualizando lo que hacemos cada día, podemos entender cómo mejorar nuestra productividad.
Haz el listado e imprímelo por tantos días como tenga la semana (si son cosas laborales o cosas de tu vida total da igual, no eres dos personas), deja espacio para algunas rutinas quincenales o mensuales que se cuelan por allí y que tampoco sueles agendar.
Tíldalas al finalizar el día o a medida que las hacés. Las cosas que figuran en la lista pero no son necesarias de realizar ese día simplemente tachalas. Allí están tus horas del día diseccionadas. Si hay algo que te hace ruido, puedes corregirlo a partir de aquí.

  • Ser estratégica acerca de tus reuniones y tiempo disponible 

Conviene siempre agruparlas en uno o dos días para no pasar tiempo viajando u esperando. Mejor en periodos del día o de la semana en que por «estadística» real tiendes a dispersarte más.
Hay gente que los lunes no rinde, otra que no rinde el viernes… bueno, aprovecha esos momentos para hacer algo diferente y agéndate las reuniones, las recorridas al correo, la compra de insumos o las reuniones con amigos para esos días (siempre que se pueda, claro)?¡No es cuestión de estar obsesionado con la productividad permanente! Hay que aprender a conocer nuestros ciclos productivos y sacarles el mayor rédito posible. Aún cuando sea tener «franco» los miércoles porque resulta que son los días más dispersos y tiendes a trabajar el sábado para compensar… porque en realidad es el día que te concentras mejor.

La clave es ser estratégicos con nuestras decisiones, dejar de luchar con nuestros ritmos y crear un método que nos calce como un guante… que es más lógico que intentar fabricarnos una mano que entre en el guante de otros.
Si algo hemos aprendido en 2020 es que el “teletrabajo” puede ser más demandante que el trabajo en la oficina. Este año toca: PONER LÍMITES, de manera asertiva.

No puedes estar disponible 24×7. Si alguien se ofende porque no le respondes un domingo a las 3 de la tarde… es momento de replantearte esa relación profesional y de comenzar a trabajar en tu autoestima y los límites saludables entre tu vida profesional y tu vida personal.

“EL TRABAJO DURO ES A MENUDO EL TRABAJO FÁCIL QUE NO HICISTE EN EL MOMENTO ADECUADO.”

BERNARD MELTZER

Comments

comments

Bienvenidos a CapacitaRSE, 10 años formando líderazgos responsables!

Suscríbete y obtén un 10% OFF en nuestra EduTienda

Recibirás 1 e-mail cada semana con recursos y nuestras novedades educativas en Sostenibilidad

Muchas gracias por suscribirte! No olvides revisar Spam, y en Gmail, Promociones o Notificaciones

Pin It on Pinterest

Share This